Skip to main content

Espatifilo: La planta de la NASA

Nombre en latín: Spathiphyllum Alana
Nombre común : Cuna de Moisés
 
Este Espatifilo, que se llama Alana, destaca por su vigoroso crecimiento erguido.

Las alegres hojas brillantes suponen verdaderamente una adquisición en tu casa. En un interior de estilo moderno y sobrio el Spathiphyllum ofrece un precioso equilibrio por la elegancia de sus hojas. En un interior de estilo clásico esta planta lucirá al máximo por la nostalgia que refleja.

Las grandes flores blancas le proporcionan un atractivo especial: sobresalen por encima de las hojas y por tanto llaman mucho la atención.

¿Sabías que sólo hay un cultivador en todo el mundo que reproduce y cultiva esta variedad?

¿Sabías también que el Spathiphyllum fue elegido “planta de oficina” del año 2007? Es que la NASA ha descubierto que esta planta es el mejor filtro de aire vivo: ¡filtra olores desagradables y además produce oxígeno limpio!

Puedes poner esta planta en una bonita maceta redonda y abombada. Otra opción es juntar varios ejemplares para que el resultado capte las miradas en tu salón.

Emplazamiento
No pongas tu Spathiphyllum nunca a pleno sol. Normalmente crece bajo un techo de ramas y hojas en la selva y por eso está acostumbrado a sobrevivir con poca luz.

Agua y abono
No dejes nunca que sus raíces se sequen, ya que esto no será de su agrado.
Hay que regar tu planta con regularidad: dos riegos a la semana debería ser suficiente, y en invierno algo menos. Puesto que el Espatifilo tiene muchas hojas, también demanda un poco de abono para plantas una vez cada dos o tres semanas. Procura que no se quede nunca una capita de agua almacenada en el fondo de la maceta.

Temperatura
En el trópico la temperatura no baja de los 15 °C. Encárgate de que tu planta esté en un lugar donde la temperatura no sea inferior a 15 °C y preferiblemente tampoco superior a 23 °C.

Tenemos la obligación de contarte que la planta está destinada a fines decorativos y no es apta para el consumo.

Fotos y textos: Takeawaytrends

Una respuesta a “Espatifilo: La planta de la NASA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *