Skip to main content

Buxus: El seto estatua

Nombre en latín: Buxus sempervirens
Nombre común : Boj, Boj común 

Esta pequeña plantita es capaz de hacer grandes cosas.
Adorna los jardines más preciosos de casas señoriales y castillos. Se puede transformar en estatua, pero también puede dar encanto a un jardincito de ciudad.

Las primeras descripciones del Boj datan del siglo X. En aquella época se ponía el énfasis en el uso medicinal de la planta, que sería capaz de curar las enfermedades más horribles.
El Boj se aprovecha a menudo podándolo como seto, pero también se vende con una bonita forma esférica.
 
Esta esfera quedará de maravilla en la terraza o el balcón, así que hay un Boj para cualquier aplicación.

Si podas tu Boj dos veces al año mantendrá su forma e irá aumentando su atractivo con los años. La primera poda se debe llevar a cabo después de las últimas heladas nocturnas, más o menos a mediados de mayo. La segunda poda se realiza en agosto/septiembre. De esta manera los brotes nuevos estarán bien protegidos cuando vuelva a helar.

Emplazamiento
Lo mejor para tu Boj es ponerlo en un lugar no demasiado soleado. Ocúpate de proveerlo de tierra que retiene bien el agua, ya que no aguanta muy bien la sequía.

Agua y abono
Procura que el cepellón no se seque y que el agua pueda escaparse bien. Durante el crecimiento puedes darle un poco de abono una vez cada cuatro semanas. En los centros de jardinería se vende un abono especial para boj.

Temperatura
Tu Boj es resistente a las heladas. Encárgate de no podarlo ni demasiado pronto ni demasiado tarde, porque si no las ramas podadas se congelarían y se pondrían amarillas. Cuando la temperatura alcance valores por debajo de -5 ºC, habrá que poner tu Boj en un lugar protegido del frío. Es que al no estar plantado en el suelo al aire libre, corre el riesgo de que se congelen sus raíces.

Fotos y textos: Takeawaytrends

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *