Skip to main content

Cómo cuidar las rosas en Primavera

Estamos en una estación del año donde las flores adquieren un protagonismo especial, pero si hay una flor que destaca por encima del resto, esa es la rosa. Puede ser que sea una planta un poco vulnerable y delicada, pero con unos básicos cuidados podemos conseguir disfrutar de las rosas en todo su esplendor en esta época del año.

Hay que tener mucho cuidado con la exposición a la luz solar. El rosal debe estar muy en contacto con la luz natural del sol, a poder ser, como mínimo, una media de 6 o 7 horas diarias. Una exposición menor puede servir para alguna variedad concreta de rosa, pero lo ideal es este ratio.

Como ocurre con todas flores y plantas, el riego es otra variable que debemos tratar de controlar para disfrutar durante un mayor tiempo de nuestras rosas. No se debe descuidar nunca, pero especialmente en este  período de crecimiento y floración vigorosa de la planta, ya que puede provocar un mal crecimiento de la rosa. Bien es cierto que en invierno pueden vivir con poco riego, pero en las épocas donde la temperatura se eleva, como sucede en primavera y en verano, conviene regar de forma generosa.

Por último, la calidad de la flor irá estrechamente relacionada con la calidad de los nutrientes del suelo. Se trata de mantener un nivel de fertilización rico en el suelo donde va a crecer el rosal. Además de esto, un pequeño truco es que no se deben dejar crecer otras hierbas alrededor del rosal, ya que estas cogerían los mejores nutrientes.

Estos consejos son por si queréis tener plantas rosales esta Primavera, pero siempre podéis optar por disfrutar solo de la flor cortada, sin duda, una de las más bellas que existen.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *