Skip to main content

Aloe Vera: Cuidados

Podemos hablar de muchas maneras de utilización de este tipo de planta pero realmente para ello necesitamos saber el mantenimiento que ha de darse con ella y sus principales cuidados para un prospero crecimiento.

Algunos de los puntos más débiles que ocasionan la perdida de nuestra planta son el exceso de agua y el frío pues a de reconocer que son plantas de tipo desierto y deberemos tratarlas de la mejor manera posible proporcionándole un lugar adecuado para ella.

Después de tener claro sus dos grandes debilidades explicaremos las necesidades una vez la tengamos en casa.

  • La Luz: Una baza importante para su mejor cuidado es darle una buena luz, claro así sin un gran exceso ya que las hojas cambiaran su estado a un color marrón que apreciaremos con mucha claridad.

  • Humedad: Deberemos tener en cuenta como hemos comentado anteriormente que no tolera el frío así que deberemos mantenerla en un lugar que no baje de los 6ºC y evitando una excesiva humedad en el entorno para no dañar sus raíces.

  • Riego: Tendremos que tener mucho cuidado a la hora de regar pues no requiere mucha cantidad y a de tenerse en cuenta que puede estar bastante tiempo sin que la tengamos que regar, lo aconsejable es hacerlo cada 20 días más o menos y observarla; si vemos que que su aspecto cambio a una planta de hojas arrugadas, débiles o incluso delgadas tendremos que administrarle agua pues esta pasando demasiada sed.

  • Suelo: Este punto es una de los más importantes a seguir pues deberá plantarse en un lugar adecuado para ella, se recomienda plantar en un macetero de barro y no de plástico con una mediana profundidad y que la boca del macetero sea bastante ancha, suministraremos en su base un poco de drenaje de grava que seguidamente se le añadirá una tierra de turba con un poco de abono orgánico para ella.

    Para su abono se a de hacer a principios de primavera y utilizaremos para ello el humus de lombriz que es uno de los mejores para su real crecimiento.

  • Plagas: Entre ellas podemos encontrar pulgones, ácaros, moscas blancas,etc…Para evitarlos puedes coger alcohol e impregnarlo en un algodón que seguidamente colocaremos en la superficie de tierra de nuestra planta.

    También podemos utilizar tabaco, para ello los colocaremos durante toda la noche en agua y a la mañana siguiente rociaremos el extracto por las hojas de nuestra planta que actuara de un modo repelente a las plagas de cualquier tipo que le puedan surgir.

Como hemos visto no es una planta que requiera unos cuidados específicos y que con ciertas maneras sencillas podemos tenerla en nuestro hogar, no obstante solo debes ser precavido en sus dos peores amenazas, el frío y el agua, si seguimos los pasos correctamente no tendremos ningún problema para tener una Aloe Vera espectacular a la vista de los demás.

Irene Zamora

Bloggera especializada en flores, plantas y decoración. En Infoflor queremos transmitir nuestra pasión por las flores, las plantas y la decoración del jardín, y hacemos de ello nuestro medio de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *