Skip to main content

Antirrhinum majus y su peculiar forma de exhibir sus flores

Antirrhinum majus, también conocida como Boca de león, Boca de Dragón, Antirrino, Dragonaria, Gallitos, Dragoncitos y Tarasca Siculum.

Está encuadrada dentro del género Antirrhinum, el cual, engloba más de 300 especies pertenece a la familia de las Scrophulariaceae. La palabra Antirrhinum está compuesta del griego “anti” que significa “como” y “rhinon” que significa “nariz” “planta como si tuviera nariz”. Es originaria del Noroeste de América y del Mediterráneo.

Características del Antirrhinum majus

Esta planta es bianual, perenne o anual, puede alcanzar una altura de unos 50-60cm en la mayoría de sus variedades, pero es posible que pueda llegar a medir hasta 1m. Sus hojas pueden ser ovaladas o lanceoladas, rugosas o lisas y de color verde oscuro. El gran atractivo de esta planta, se da en sus flores, se presentan en racimos, miden unos 5 cm de largo y tienen forma tubular bilabiada. Éstas presentan varios colores, que van dell blanco al rosa, pasando por el amarillo, violeta y rojo. Florece a principios de verano, finales de primavera.

¿Qué debemos saber sobre sus cuidados?

Esta planta crece en paredes de sustrato o en rocallas, sin interferir el tipo de suelo, pero si es necesario que sea rico, preferentemente calizo que se abone con minerales antes de la plantación. Conviene agregar un abono mineral cada 15 dias para ayudar a la floración.

Su clima ideal es el Mediterráneo, con alta exposición al sol y temperaturas altas. No soporta las heladas, por tanto deberíamos protegerla en tal caso.

En cuanto al riego, en verano, debería ser bastante frecuente, pero sin llegar a ser muy abundantes ya que podríamos ahogarla y el resultado es su desecación.

Como cualquier planta, ésta no está exenta de plagas y enfermedades, pero puede ser más susceptible al ataque por moho, sobre todo en sus raíces, o los pulgones, roya, y agallas en la raíz.

Su propagación es por medio de división mata y por sembrar semillas en el lugar definitivo. No obstante, antes de esto, deberíamos desinfectar el terreno, ya que las semillas son muy susceptibles a los hongos.

Esta planta es realmente hermosa para tener en el jardín, incluso al ser una especie que no necesita de cuidados especiales y de fácil cultivo, podría ser apta para personas con poco tiempo. Merece la pena, poder ver su floración y la belleza en estado puro de esta bellísima flor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *