Skip to main content

Kiri: El árbol del futuro

El kiri, también conocido como paulownia, tormentosa, árbol imperial o emperatriz. Es de origen Chino, y fue usado de forma ornamental, pero hoy día, ha sido más desarrollado por su alto crecimiento. De hecho, tiene tantas virtudes que lo convierte en el árbol del futuro.

Caracteristicas de Árbol del Kiri

El árbol del Kiri, puede llegar a medir entre 10 y 27 m de altura. Es de grandes hojas con forma de corazón con 5 lóbulos de entre 10-15 cm de ancho en pares opuestos. Tormentosas en el envés y pilosas en el haz. La madera carece de nudos por lo que resulta fácil de trabajar y es resistente a cuarteaduras y torceduras.

Tiene numerosas semillas del tamaño de 2-4mm incluyendo el ala. Son de dispersión anemócora (por viento) desde las capsulas abiertas que residen en el árbol hasta pasado la antesis. Las flores son de color rosado-violeta, en forma de trompeta. Son similares a las de las Deladera, aparecen en grupos terminales y son significativamente llamativas, lo que lo convierte en el árbol ideal ornamental.

Propiedades del Árbol del Kiri

Es el árbol que más rápido crece en el planeta, en cuestión de 8 años puede llegar a alcanzar el tamaño de un roble con 40, esto quiere decir que crece 5 veces más rápido que cualquier otro. Purifica los lugares donde crece, por tanto, puede subsistir en aguas y suelos contaminados. Emite 10 veces más oxigeno que cualquier otro árbol, debido a que sus hojas consumen el 10% de dióxido de carbono en comparación con otro árboles. Así consiguen mejorar la tierra y el agua.

Es considerado el aluminio de las maderas, debido a su resistencia y ligereza. También puede ser usado como aislante de calor y frio, gracias a que es termo-conductivo. Además se puede intercalar con cultivos como maíz y trigo, mientras que las hojas podemos emplearlas para el forraje de los animales.

Cuidados del Árbol del kiri

Necesariamente, este árbol, no requiere muchos cuidados, por lo tanto no tiene problemas de germinación. Podemos plantarlos en distintos suelos, pero su sitio ideal sería una zona con sol y suelo húmedo. Durante sus primeros años de vida es sensible al frio, pero, a partir del tercero, se vuelve resistente. También es conveniente podarlo una vez al año.

Es resistente a las enfermedades y plagas, pero es preciso tenerlo siempre bajo supervisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *