Skip to main content

Beloperone Guttata, la flor tropical que atrae mariposas

Esta planta Beloperone Guttata, también es conocida como planta Camarón, lúpulo de interior, choclo dorado, Golden Shrimp o flor chupete. Es una planta tropical que atrae mariposas y colibríes en otoño y en verano. Es un arbusto de originario de Honduras, México y Guatemala. Sus nombres científicos son: justicia brandegeeana y Pachystachust lutea y pertenece a la familia de las Acantáceas.

Características de la planta Beloperone Guttata

La planta camarón es un arbusto tropical perenne, ésta alcanza 1m de altura, sus hojas son ovales, de 3-7cm de longitud, siempre de color verde. Sus tallos son delgados y largos. La inflorescencia de esta planta es en forma de espigas de 6cm. Están formadas por brácteas en tonos rosados, amarillos, rojos y blancos.

Cuidados de la planta Camarón

Esta planta es ideal para estar en maceta e interior incluso en el jardín.

La planta camarón requiere de un lugar que este bien iluminado, contando siempre con que el sol no le de manera directa. Solo requiere 3 horas diarias para que su desarrollo sea de forma satisfactoria.

Beloperone guttata

Esta planta es poco resistente al frio, (hasta 2,3 °C), pero sí que es resistente al calor, y a soportar sequías, no necesita de un mantenimiento constante. Se desarrolla correctamente en una atmósfera ligeramente húmeda.

Esta especie, se puede reproducir por esquejes en el suelo, por supuesto siempre y cuando este bien drenado y bajo la sombra de otros árboles. Para ello, se cortan unos 10cm y se le quitan algunas brácteas para ayudar al enraizamiento, luego lo colocaremos en una maceta con turba. En este caso, tardara muy poco en enraizar.

El riego de la planta camarón debe ser cada 3-4 días en verano y en invierno cada 15 días. Por tanto, teniendo esta planta en interior, el riego deberá ser cada 2-3 días en verano y cada 19 días en invierno.

El abono ideal para esta planta puede ser 20g de harina de huesos por planta y 3-5g por maceta, estando en interior, para que pueda desarrollarse de forma adecuada.

La poda debería de hacérsele a esta planta cuando haya dejado de florear. No obstante, para ayudar a la aparición de nuevos brotes, es necesario realizar la técnica de pinzado y limpiar las flores y las ramas secas.

Es una planta fácil de cuidar, pero si no la cuidamos como debiera podríamos verla atacada por las plagas de la araña roja y el pulgón. Éstas son irremediables para la planta.

Si tenemos la oportunidad de encontrar esta preciosa planta, deberíamos considerarla para tenerla en nuestro jardín o dentro de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *